Cómo preparar tus productos para enviarlos al centro de almacenamiento

Los productos que envíes a Full deben cumplir con algunos requisitos para que podamos ponerlos a la venta y permanezcan bien protegidos en nuestro centro de almacenamiento. Además, los productos de consumo masivo deben contar con la información requerida por la normativa argentina.

Asegurate de enviar tus productos con un envoltorio

Los productos deben tener un envoltorio primario que los cubra en su totalidad (su packaging original) para estar protegidos durante el transporte y el almacenamiento. Si no lo tienen, deberás guardarlos en bolsas, cajas o papel film transparente sin impedir la lectura de la información del producto. 

Sugerencias de envoltorio por tipo de producto:

Producto

Sugerencia de envoltorio

Puntiagudos, afilados o cortantes

Ejemplo: Tijeras, herramientas, materias primas metálicas.

Envolvé cada uno con papel burbuja o similar y asegurate de que las puntas estén cubiertas y reforzadas para evitar accidentes. Después pegá la etiqueta de producto.

Frágiles

Ejemplo: Vasos, platos, espejos, gafas, cuadros, botellas, etc.

Envolvé cada uno con papel burbuja o similar antes de ponerlo en su embalaje individual y pegarle la etiqueta de producto.

Al armar la caja, apilá los productos de manera que no se rompan e indica la cantidad de productos que lleva y que es frágil.

Si envías gafas, espejos o artículos de vidrio, además de envolverlos individualmente, sellá con espuma los espacios que queden sin protección y metelos en una caja individual.

Líquidos

Ejemplo: Perfumes, pegamentos, limpiadores, quitaesmaltes, etc.

Apretá bien la tapa y pegá la etiqueta de producto en el envase. Después guardá cada uno en una bolsa hermética individual o envolvelo en papel film para evitar derrames. 

Antes de agrupar los productos identificados en la caja, asegurate de que esta sea resistente y que no se pliegue o abolle cuando se aplique presión en sus lados. También revisá si tiene aberturas y sellalas con cinta.

Luego, ubicá los productos verticalmente y rellená los espacios de la caja para que no se muevan al transportarlos.

Te recomendamos indicar la posición en que debemos transportar y almacenar las cajas, señalar si contienen sustancias peligrosas en cantidades limitadas (corrosivas, inflamables o presurizadas) o frágiles con estas etiquetas.

Textiles

Ejemplo: Osos de peluche, ropa, carteras, toallas, sábanas, etc.

Guardá cada uno en una bolsa transparente y después pegá la etiqueta de producto.

Pequeños

Ejemplo: Joyas, llaveros, etc.

Polvos

Ejemplo: Polvos faciales, detergentes en polvo, etc.

Kits

Ejemplo: Conjuntos de adaptador, cable y auriculares.  

Empacá los productos que conforman el kit en un solo paquete, tal cual como aparecen en la publicación e identificalo correctamente con la etiqueta de producto.

Conocé todo sobre cómo armar kits para Full.

Electrónicos

Ejemplo: Celulares, teléfonos, cámaras, etc.

Pegá la etiqueta de producto sobre el envoltorio de fábrica. 

Si el producto tiene código IMEI o EAN, asegurate de dejarlo visible y revisá que la faja de seguridad original esté en perfectas condiciones.

Identificá tus productos

Que tus productos estén identificados significa que tienen que tener códigos escaneables que nos permitan reconocerlos e ingresarlos. Tenés que identificarlos con: 

  • Códigos universales: Completá los códigos tal cual están impresos en tus productos. Si ya lo hiciste, solo tenés que revisar que coincidan con los que completaste en la publicación.

  • Etiquetas de producto
: Pegá en cada uno las etiquetas que te vamos a dar al momento de preparar tu envío. 

Dejá los códigos siempre visibles

  • Códigos universales: Asegurate de que el código de barras físico del producto esté visible para que podamos escanearlo. 
  • Etiquetas: Pegalas por fuera del empaque primario del producto para que podamos escanearlas. 

¿Te fue útil la información?