Diésel o nafta: cuál conviene y cómo elegir el mejor auto

El gasolero es el auto más económico en combustible, pero no es el ideal para todo el mundo. Todo depende del uso y de las necesidades personales. Algunos consejos para decidir mejor.

La cuestión no es nueva, pero la respuesta no sólo tiene varios matices sino que se ha complejizado en los últimos años por el aumento del gasoil y por las particularidades de cada motor. Cada vez que pensamos en cambiar el auto o comprar uno nuevo la duda vuelve a surgir: ¿Diésel o nafta: cuál conviene? ¿Cómo elegir el mejor auto para mis necesidades y mi bolsillo? ¿Qué auto diésel comprar en Argentina? ¿Por qué elegir un naftero?

Vayamos por parte. Más allá del modelo que nos guste, de la marca que prefiramos y del precio al que podamos acceder, el tipo de motor es fundamental porque determinará los costos de mantenimiento y el tipo de combustible que debemos echarle, entre otras cosas. Las opciones más importantes del mercado argentino, por ahora, son dos (para el eléctrico nos queda un trecho todavía): debemos optar por diésel o gasolina. Compartimos algunas claves para que sepas cómo elegir mejor.

rich-text-image

Diesel vs nafta

Una ventaja importante que tienen los coches con motor a nafta sobre los de diesel es su precio. En general, son más económicos, por lo que si estás un poco ajustado de presupuesto al momento de comprar tu auto, el naftero es la mejor alternativa.

Sin embargo, la razón por la que los autos con motor a nafta son más baratos al momento de la compra es porque el vehículo diesel es más económico en el costo de combustible. Si tenés pensado comprar tu auto para recorrer diariamente una distancia importante, quizás sea una buena idea pagar un poco más por uno con motor a diesel, ya que al momento de reponer el combustible consume entre 15% y 20% menos que los de nafta.

Pero frente a ese ahorro en el gasto de combustible de los coches diésel, hay un tema que atender: el costo de mantenimiento de los autos con motor diésel es mayor. Se estima que uno gasta entre 20 y 25 por ciento más. Los sistemas que utiliza un coche diésel para reducir sus emisiones son más abundantes y resultan costosos cuando hay que sustituirlos. Ante esta realidad, son muchos los que realizan una “fina” ecuación para decidir qué tipo de vehículo comprar.

Tendencias en motores diésel

Los motores diésel han tenido una gran evolución en las tres últimas décadas. Actualmente, este tipo de propulsores no tienen nada que ver con aquellos lentos, humeantes y de sonido poco agradable de hace unas generaciones. En la actualidad son motores refinados, buenas prestaciones, un filtrado sonido en caliente y muy buena potencia.

Razones para comprar un auto diésel

Algunos argumentos por los cuales te puede convenir comprar un auto con motor diésel:

  • Consumo inferior y mayor autonomía.
  • Constante refinamiento en su entrega de potencia y funcionamiento.
  • Mejoras constantes en el aislamiento del ruido que emiten.
  • Reacción óptima de los motores diésel a bajas revoluciones, con una buena respuesta al acelerador.
  • El valor del combustible que usa es más barato que a nafta en Argentina.

Si querés calcular a partir de qué kilometraje habrás amortizado un coche diésel, en la web podés encontrar distintas calculadoras online, que ofrecen estimaciones suponiendo una completa fiabilidad mecánica.

Razones para comprar un auto a nafta

Si te preguntás por qué conviene comprar un auto a nafta, estos son algunos motivos:

  • Los diésel consumen menos pero son más caros de mantener.
  • Los autos diésel suelen ser más caros que los nafteros y, en muchos casos, hay que hacer gran número de kilómetros a lo largo de la vida del vehículo para poder amortizar la compra.
  • Los sistemas catalíticos que utiliza un coche diésel para reducir sus emisiones son más abundantes y resultan costosos cuando hay que sustituirlos. Se estropean en determinadas condiciones, como por el uso urbano, donde no pueden regenerarse, y reponerlos es caro.

Si el uso del coche va a ser fundamentalmente urbano, un motor de gasolina es una opción mucho más recomendable. Los trayectos urbanos son por definición más cortos, con abundantes arranques, paradas y atascos. Si no se llega a alcanzar la temperatura óptima de servicio, el motor diésel sufre y se acorta en exceso la vida de sus sistemas de control de emisiones, sin ir más lejos.

Si sos de los que renuevan el auto con frecuencia, no tiene sentido el mayor desembolso económico de un coche diésel, ya que no lo vas a llegar a amortizar.

Los seguros e impuestos de los autos diésel suelen ser más caros porque el auto cuesta más.

Respecto al gasto de combustible, los motores actuales de gasolina ofrecen un consumo moderado.

En general, los motores actuales de gasolina son más suaves y agradables en su funcionamiento que los diésel.