Guía para tu primer envío de stock a Full

Si ya te decidiste a vender con Full ahora tenés que enviar tu stock al centro de almacenamiento. Seguí nuestras instrucciones de preparación para que tus productos sean aptos para Full y los podamos ingresar correctamente:

Creá un envío al centro de almacenamiento.

Reservá un turno para llevar tus productos.

Prepará tus productos siguiendo nuestras guías.

Creá un envío al centro de almacenamiento

Desde Gestión de stock Full elegí qué productos querés enviar al centro de almacenamiento. Salvo algunas excepciones, vas a poder enviar por Full los mismos productos que enviás por Mercado Envíos.

Reservá un turno para llevar tus productos

Para poder organizar nuestra operación para tu llegada, cuando crees tu envío al centro de almacenamiento te vamos a pedir que reserves un turno. Si venís sin turno o no respetás la fecha reservada, no te podremos asegurar el ingreso de tu stock. 

Una vez que recibamos tus productos, los pondremos a la venta en un máximo de 48 hs.

Conocé más sobre reservar un turno para llevar tus productos.

Prepará e identificá los productos para el envío

Cada producto que nos envíes tiene que tener un envoltorio que lo proteja en su totalidad (su packaging original o una bolsa plástica) y una identificación. Cuando prepares tus envíos, te vamos a indicar dos formas de identificar productos

  • Cargar o revisar los códigos universales. 

  • Imprimir y pegar nuestras etiquetas en cada unidad. 

Para imprimir tus etiquetas usá una impresora térmica o láser. Si usás láser vas a necesitar hojas blancas A4. Si usás térmica vas a necesitar alguno de estos rollos:

    • Rollo de 1 y 2 columnas de 4 x 2,5 cm.
    • Rollo de 1 y 2 columnas de 5 x 2,5 cm. 
    • Rollo de 1 columnas de 6 x 4 cm. 
    • Rollo de 1 columna de 8 x 5 cm.

Agrupá tus productos en bultos

Una vez que los hayas preparado e identificado, tenés que embalarlos en cajas, bolsas o pallets: 

  • Los bultos que prepares deben estar en buenas condiciones: sin roturas ni presencia de plagas, grasa o agua.  

  • Podés mezclar distintos productos en una misma caja, bolsa o pallet.

  • El embalaje que uses no debe tener inscripciones ni códigos que puedan confundirnos al escanear los bultos.

  • Pegale una de nuestras etiquetas identificatorias a cada uno de los bultos.

  • Indicá si el contenido de los bultos es frágil y si debemos almacenarlos en una posición específica.

¿Te ayudó la información?